Dignidad y Salud: las palabras con las que se asocia al acceso al agua y al saneamiento, en la última encuesta realizada por el IDGCE.

En el contexto del Día Mundial del Retrete (World Toilet Day) que se celebró la semana pasada, nuestro Instituto llevó a cabo una encuesta en la que se preguntaba: “¿con qué palabra asocias el acceso al agua y al saneamiento?”. El objetivo fue conocer qué percepción tienen las personas sobre este tema, ya que muchas veces se pasa por alto la importancia de este derecho para el desarrollo de una vida digna. 

La mayor parte de los encuestados relaciona las palabras “dignidad” y “salud” con el acceso al agua y al saneamiento.

Estas respuestas son significativas, ya que según la ONU una de cada tres personas no tiene acceso a agua potable y más de 673 millones de personas aún defecan al aire libre, es decir que en estos casos, la dignidad y la salud de estos individuos está siendo vulnerada. En 2010 la Asamblea General de las Naciones Unidas reconoció el derecho humano al agua y al saneamiento, pero al ver dicha estadística podemos decir que no se está cumpliendo.

Además, resulta importante destacar que el acceso al agua y al saneamiento es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para 2030 de la ONU y aunque se han logrado avances importantes en esta cuestión, todavía queda mucho por hacer sobre todo en zonas rurales y barrios vulnerables, ya que es ahí donde se registra la mayor falta del servicio.

Por otro lado, la pandemia de Covid-19 puso de manifiesto esta problemática al generar que los efectos del virus sean más graves en la población que no tiene acceso a agua limpia ni al saneamiento. Sin instalaciones que suministren este servicio básico, va a ser muy complejo superar esta crisis.

Por último, se debe recalcar que el incumplimiento de este derecho afecta particularmente a mujeres y niñas, quienes dedican buena parte de su tiempo a obtener agua y son discriminadas y excluidas de los espacios en los que se decide sobre la gestión de este recurso.

Desde el IDGCE continuaremos aportando en la construcción de una nueva cultura del agua para que este derecho sea respetado. Durante el 2021 en nuestro Diploma en Gobernanza, Regulación y Gestión Integrada del Agua trabajamos el caso “Acceso al servicio de agua potable y saneamiento en el barrio vulnerable El Boer, en Managua”. Allí se profundizó sobre el problema de la provisión de este servicio en una zona pobre, sino que también profundizó sobre posibles soluciones a una situación que afecta especialmente a mujeres y niñas.