Terra “En el Día Mundial del Agua, cardenal favorito del Papa advirtió sobre la “deforestación sistemática” y la “minería sin control”

Uno de los cardenales más cercanos al papa Francisco, el arzobispo emérito de San Pablo (Brasil) Claudio Hummes, advirtió hoy sobre las consecuencias de la “deforestación sistemática” y la “minería sin control”, durante una videoconferencia en ocasión del Día Mundial del Agua en el estadio Obras Sanitarias de la Capital Federal.
Hummes, quien le dijo a Jorge Bergoglio cuando fue elegido Papa que se ocupara de los pobres, alertó que esas acciones atentan contra la “supervivencia de las personas”.
Mientras que en esa línea, aseguró que el planeta Tierra “no aguanta más la desvariada intervención humana” y añadió que la “actividad agropecuaria y la minería precisan urgentemente ser reglamentadas por leyes que respeten y preserven los ecosistemas”.
El prelado, desde el país vecino y en el marco de un encuentro organizado por la Confederación de Trabajadores del Agua, Saneamiento y Ambiente de las Américas (Contaguas), basó su exposición en la encíclica del Sumo Pontífice “Laudato Si”, que lleva como subtítulo “Sobre el cuidado de la casa común”.
Hummes, ante un estadio colmado por 2.500 personas, alertó: “Nos estamos acercando peligrosamente al límite de la insostenibilidad del nuestro planeta Tierra. Lo afirman, basados en conclusiones científicas, la encíclica Laudato Si del Papa Francisco y el reciente Acuerdo de París de la COP21”.
El prelado, quien además inspiró al Santo Padre para la adopción del nombre Francisco para su pontificado, destacó que “el papa afirma que es necesario y urgente salir de la indiferencia o de las hesitaciones para tomar las decisiones exigidas por la crisis. No se puede esperar más tiempo”.
“La deforestación sistemática practicada por la actividad agropecuaria y la minería precisan urgentemente ser reglamentadas por leyes que respeten y preserven los ecosistemas”, alertó en medio de un encuentro al que asistieron, entre otros, los ministros de Ambiente y Trabajo de la Nación, Sergio Bergman y Jorge Triaca, respectivamente.
El prelado recordó que la encíclica “Laudato Si subraya: “El acceso al agua potable y segura es un derecho humano básico, fundamental y universal, porque determina la sobrevivencia de las personas y, por lo tanto, es condición para el ejercicio de los demás derechos humanos”.

La videoconferencia de Hummes formó parte de una iniciativa de la Cátedra del Diálogo y de la Cultura del Encuentro, que está auspiciada por el Papa.