El mensaje de esperanza de Francisco llegó al Ártico y quedará preservado allí para las generaciones futuras

Un viaje desafiante hacia el Ártico

El pasado martes 7 de junio en el Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos, una versión especial del libro “¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?” de Francisco fue entregada para su preservación en el Ártico. La entrega la realizó Michael Haddad, Embajador de Buena Voluntad del PNUD, en el marco de su Caminata por la seguridad alimentaria y la resiliencia climática, que tuvo lugar en la isla noruega de Spitsbergen en el remoto archipiélago ártico de Svalbard. La acción tenía como objetivo concientizar sobre el rápido derretimiento del hielo ártico, una de las más graves consecuencias del calentamiento global y también pedir que se eleve el nivel de ambición y de urgencia de las intervenciones climáticas.

El destino final de esta acción fue la Bóveda Global de Semillas de Svalbard. Conocida como el Arca de Noé, es una instalación segura de respaldo para la diversidad de cultivos del mundo, ubicada 1.300 km dentro del Círculo Polar Ártico y contiene más de 1.000.000 de muestras, provenientes de casi todos los países del mundo.

Luego de recorrer 5 km, incluyendo una colina escarpada de 1.3 km en menos de 5 horas, Michael acompañado del Mons. Lucio Ruiz Secretario del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano, completó su caminata y entregó a las autoridades de la Bóveda Global de Semillas de Svalbard esta semilla simbólica de esperanza como un mensaje de unión y fraternidad para las próximas generaciones, junto con un paquete de semillas de 12 países árabes.

Minutos antes de comenzar la caminata Haddad y Mons. Ruiz visitaron la iglesia de Svalbard, que es más alejada del mundo en una emotiva ceremonia en torno al mensaje de Francisco.

Estamos felices de recibir las semillas y el libro especial que Michael trajo y aplaudimos la determinación que exhibe en su búsqueda para recordarnos a todos la importancia de abordar el cambio climático, juntos y con urgencia”, dijo Åsmund Asdal, Coordinador de la Bóveda Global de Semillas de Svalbard. “El cambio climático puede amenazar la biodiversidad agrícola de muchas maneras, ya que aumenta los fenómenos meteorológicos extremos, cambia los patrones de precipitación y disminuye de manera predecible los suministros de agua dulce. En la bóveda de semillas guardamos de forma segura duplicados de las semillas del mundo como respaldo para cualquier eventualidad”.

“Las semillas y el libro del Papa Francisco que entregué envían el mismo mensaje: un mensaje de esperanza. En mi país y región, mientras nos enfrentamos a una miríada de desafíos, no tenemos otra opción que aferrarnos a la esperanza”, dijo Michael Haddad . “Nuestra esperanza es audaz, basada en la fe en nuestra capacidad para hacer lo correcto y actuar colectivamente, en solidaridad, al ritmo y la escala necesarios para detener la Emergencia Climática que avanza rápidamente y evitar una crisis alimentaria que se avecina”. 

Una semilla de esperanza especial pensada para el futuro

La edición especial del libro de Francisco fue producida especialmente para esta ocasión por el Dicasterio para la Comunicación del Vaticano. Hecha a mano, cabe en la palma de la mano y está protegida por una pequeña caja de plexiglás. El libro, que describe la Statio Orbis del 27 de marzo de 2020, es un mensaje de sabiduría, esperanza y amor para todos aquellos que han sufrido y siguen sufriendo los desafíos que acechan en el horizonte y quedará preservado en el Ártico. “Las semillas encarnan la vida. Son el mayor símbolo de esperanza. Y cuando el Papa Francisco oró en la Plaza de San Pedro por toda la humanidad, nos llamó a todos a mantener la esperanza”, dijo Mons. Lucio Ruiz.

El IDGCE ha trabajado junto al Dicasterio en la distribución de este libro que ha llegado a manos de todos los líderes del mundo. Ahora, en un formato pequeño pero con un poderoso mensaje, este testimonio perdurará contra el paso del tiempo para poder ser oído y utilizado como un vehículo de construcción y transformación hacia un mundo mejor.

En diciembre de 2021 el Papa Francisco, le entregó personalmente a Haddad el libro bendecido en un encuentro organizado por Luis Liberman, fundador del IDGCE junto con Dicasterio para la Comunicación del Vaticano. Del encuentro participaron Michele Candotti por Naciones UnidasGabriela Sacco por el IDGCE y el Mons. Lucio Ruiz por el Dicasterio junto a invitados especiales.

Ejemplos inspiradores para comenzar a entrar en acción

Francisco con su libro y Michael con su Caminata nos recuerdan que necesitamos la esperanza de un mundo sin conflictos armados, sin guerras, solidario, fraterno, inclusivo, sin hambre, equitativoNecesitamos que se tomen medidas concretas y urgentes para detener el cambio climático y sus desastrosas consecuencias, para proteger a nuestra casa común y a todos quienes habitamos en ella, especialmente a los más vulnerables

Un mundo que no deje a nadie atrás.

Como parte de nuestro compromiso de construir un futuro esperanzador a través de espacios de diálogo y del cuidado del medioambiente, estamos orgullosos de haber formado parte de este proyecto y celebramos el resultado exitoso, la cual consideramos como un importante paso para la campaña del Día Mundial de la Esperanza que estamos llevando adelante con el apoyo del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano.