El mensaje de esperanza de Francisco llegará al Ártico

A través de una edición especial de 6×8 centímetros del libro “¿Por qué tenéis miedo? ¿Aún no tenéis fe?”, el mensaje de Francisco será depositado en Bóveda Global de Semillas de Svalbard ubicada a 1,300 kilómetros dentro del Círculo Polar Ártico. El próximo martes 7 de junio esta semilla de esperanza llegará al Ártico como símbolo de la necesidad de comenzar a trabajar juntos por un mundo mejor.

El libro rememora el mensaje de consuelo, piedad, memoria y esperanza que Francisco pronunció durante la Statio Orbis del 27 de marzo de 2020 ,en medio de los momentos más difíciles de la pandemia del Covid-19. Caminando solo por la Plaza San Pedro nos recordó que “nadie se salva solo” y que “estamos todos en la misma barca”. Esta pieza fue entregada a los líderes del mundo y traducida a todos los idiomas, la coordinación para la impresión y la distribución en distintas partes del mundo, estuvo a cargo del IDGCE.

Este testimonio necesita ser oído y preservado para las generaciones futuras. Es por eso que el Embajador de Buena Voluntad de Naciones Unidas y atleta libanés, Michael Haddad lo depositará -junto con otras 12 semillas provenientes de países árabes- en la Bóveda Global de Semillas de Svalbard durante su Caminata en el Ártico para la Resiliencia Climática y la Seguridad Alimentaria. Haddad es un símbolo de esperanza y perseverancia en si mismo, ya que a pesar de tener el 75% del cuerpo paralizado, caminará 10 km hasta la remota bóveda para entregar el mensaje y concientizar sobre la necesidad de actuar en contra del cambio climático. Conocida como el Arca de Noé, es una instalación segura de respaldo para la diversidad de cultivos del mundo, ubicada en la isla noruega de Spitsbergen en el remoto archipiélago ártico de Svalbard y contiene más de 1.000.000 de muestras, provenientes de casi todos los países del mundo.

En diciembre de 2021 el Papa Francisco, le entregó personalmente a Haddad el libro bendecido en un encuentro organizado por Luis Liberman, fundador del IDGCE junto con Dicasterio para la Comunicación del Vaticano. Del encuentro participaron Michele Candotti por Naciones Unidas, Gabriela Sacco por el IDGCE y Mons. Lucio Ruiz por el Dicasterio junto a invitados especiales.

Francisco con su libro y Michael con su Caminata nos recuerdan que necesitamos la esperanza de un mundo sin conflictos armados, sin guerras, solidario, fraterno, inclusivo, sin hambre, equitativo. Necesitamos que se tomen medidas concretas y urgentes para detener el cambio climático y sus desastrosas consecuencias, para proteger a nuestra casa común y a todos quienes habitamos en ella, especialmente a los más vulnerables

Un mundo que no deje a nadie atrás.

Como parte de nuestro compromiso de construir un futuro esperanzador a través de espacios de diálogo y del cuidado del medioambiente, acompañamos y celebramos esta acción, la cual consideramos como un importante paso para la campaña del Día Mundial de la Esperanza que estamos llevando adelante con el apoyo del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano.