Taller: La Esclavitud Moderna, Crimen de Lesa Humanidad

COORDINADORAS: Alicia Peresutti, ONG Vínculos en Red, Patricia Maistegui, Fundación Irene, Elizabeth Soto, Consejo Provincial de la Mujer.

CONCLUSIONES /Descargar PDF/

Del taller participaron alrededor de 80 personas de distintas instituciones y de asociaciones de la Sociedad Civil, tanto de Neuquén capital como del interior de la provincia, entre ellas Piedra del Águila, Zapala y San Martín de los Andes.

Así mismo, es importante destacar la participación de integrantes de las comunidades mapuches y de personas con discapacidad tanto sordos e hipoacúsicos como no videntes; y de los  agentes de la fuerza de seguridad de NQN y RN

Desde el principio del taller, muchos de los asistentes vincularon la trata de personas con la prostitución y, en este sentido, señalaron el debate actual sobre el abolicionismo versus la reglamentación de la actividad. Organizaciones feministas como la colectiva Juana Azurduy de San Martin de los Andes y la Fundación Irene de Neuquén, expresaron su fuerte apoyo al abolicionismo por considerar que la prostitución no es un trabajo sino que es una forma más de violencia contra las mujeres.

Como otra coincidencia se puede señalar que hubo un amplio consenso en considerar que es una problemática compleja, que cuenta con la complicidad de algunos miembros de las instituciones que conforman una amplia trama de poder.

En otro sentido se manifestó que existe una cierta invisibilidad de la problemática que esconde, entre otras cosas, el dolor de las víctimas y de las familias que viven con la incertidumbre de no saber dónde están y cómo están sus seres queridos.

Además se remarcó la necesaria complicidad de los clientes que hacen que este “negocio” que exista ya que hay  demanda para la oferta de “cuerpos que se pueden comprar”. En este sentido, también, se mencionó la necesidad de empezar a trabajar desde todos los ámbitos en la construcción de “nuevas masculinidades” para que jóvenes y adolescentes no utilicen este tipo de “servicios sexuales” y se vinculen de otra manera con su sexualidad.

Profesionales vinculados a las áreas sociales señalaron que es un muy importante estar atentos a ciertos indicadores que pueden mostrar aquellas persona que están atravesando por esta problemática; y, además, remarcaron el compromiso de la tarea que posibilite caminos de solución como, por ejemplo, realizar la denuncia de la situación.

Las personas hipoacúsicas reclamaron más información sobre la problemática y que no se los excluya de los espacios de sensibilización que se brindan. Por su parte personas no videntes señalaron que, prácticamente, desconocían la existencia de la trata de personas.

Se señaló la impotencia y el enojo que provoca muchas veces la inacción de la justicia o la demora en los procesos judiciales.

Desde la comunidad mapuche expresaron que no es una problemática que los afecte directamente pero sí están muy preocupados por los jóvenes de la comunidad que salen de la misma buscando otros horizontes y, muchas veces, casi todas las chicas terminan trabajando como empleadas domésticas no siempre en las mejores condiciones.

Finalmente, se marcó la necesidad de informar y sensibilizar acerca de la trata de personas en nuestra provincia que tiene una fuerte raíz petrolera en su economía y por ser una actividad en la que se da una alta concentración de varones y una importante circulación de dinero; está muy vinculada a la prostitución y trata de personas.

Frente a la necesidad de formación y prevención los organismos coordinadores del taller, sobre todo los de la provincia, se ofrecieron a realizar esta tarea desde los lugares que la requieran.

También como conclusión se señaló que hace falta más compromiso de todos, pero que la alta participación en el taller marca que somos muchos y muchas preocupados por la problemática.