Taller: Educar para el Diálogo, una aproximación a los Nuevos Mundos Educativos

COORDINADORAS: Cristina Storioni y Gabriela Sacco

CONCLUSIONES /Descargar en PDF/

El grupo de trabajo ha sido heterogéneo en cuanto a sus procedencias pero, en su gran mayoría, participaron del Taller docentes y profesionales vinculados con la educación. Entre otros, participaron el Defensor del Pueblo de la Ciudad de Neuquén, Dr. Ricardo Riva; la Intendente de Piedra del Aguila; el Intendente de San Patricio del Chañar. También representantes de diversas ONG, de Estrellas Amarillas (familiares de Víctimas de Accidentes de Tránsito) y autoridades del Consejo Provincial de Educación.

La participación fue muy activa y evidenció un  eje común es que la escuela necesita derribar barreras y promover el diálogo y la contextualización.

Como parte de la dinámica del Taller se solicitó a los participantes que, al concluir el mismo, redactaran lo que ellos consideraran los desafíos de educar para el diálogo.

Se transcriben a continuación los resultados de la propuesta. Los nombres se han mantenido anónimos dado que no todos incluyeron sus datos y se han respetado las formas de expresión de los participantes.

Desafíos redactados

Construir espacios / tiempos de encuentros con el otro “sujeto de derecho”

Alumno- docente – padre – policía – esposo a través del diálogo. Escucha, empatía, del reconocimiento de las potencialidades para construir verdaderas comunidades de aprendizaje.

Acercar la familia.

Trabajos interinstitucionales

Capacitar a los docentes en la temática del diálogo y la cultura del encuentro

Es necesario revisar nuestras prácticas profesionales para poder crear/recrear las condiciones psico-sociales-educativas para poder enseñar y los chicos/adultos poder aprender: el gran desafío actual.

  • …… Tiene que ver con propiciar un clima de ESCUCHA atenta CONOCIMIENTO, CONFIANZA, TRANQUILIDAD Y AMOROSIDAD para poder TRANSMITIR los conocimientos necesarios y colaborar en la formación de buenas personas y ciudadanos.
  • Fortalecer el proceso de construcción de la democracia avanzando hacia la cultura de la diversidad.
  • Desde nuestra experiencia, cuando hay una situación que se origina en el aula con los chicos, la crítica va dirigida a ellos, nunca hay replanteo respecto a las actitudes, responsabilidades referidas al adulto, referente del grado.

Si hablamos de educar para el diálogo, hay que recuperar nuestra capacidad de escucha, no vertical sino que simétrico.

  • Entre las categorías de análisis de las instituciones educativas se encuentra la del “aburrimiento” de los alumnos. Este es uno de los sentimientos de los alumnos/estudiantes.

El desafío es modificar el dispositivo escuela aggiornándola a esta época a partir de otro paradigma, no punitivo. El sujeto tiene que sentir que lo que hace es para su formación.

  • Cambiar las pautas, la organización en las instituciones educativas para lograr en todos los niveles educativos la posibilidad de dialogar y encontrarse de maneras diferentes.

Es importante tener en cuenta los valores propios y familiares.

Para encontrarnos y dialogar, es necesario:

  • Escuchar
  • Intercambiar ideas
  • Aceptar a los demás
  • Acompañar
  • Respetar
  • Aprender de los demás
  • Humildad con el otro y principalmente, mirar con la mejor intención a todos!
  • Reencontrar el sentido educativo y de la escuela tanto para los docentes como para los alumnos.

Efectivizar las políticas públicas educativas de inclusión.

¡Formación docente!!! Formación de los directivos para la conducción de las instituciones.

  • El desafío de la educación actual es sentar bases firmes en los conocimientos básicos:
  • Lectura
  • Escritura
  • Resolver problemas matemáticos
  • Educación cívica
  • Ciencias Biológicas
  • Lo pluricultural.

Y que el alumno se apodere de los conocimientos y los multiplique.

  • Compromiso: cuánto compromiso tiene y busca un joven en la escuela. La tecnología influyó mucho en el desarrollo académico. ¿Para bien o para mal?

Derecho: tienen ganas los jóvenes de pelear por sus derechos.

  • Desafío: Recuperar el sentido de la educación en el siglo XXI. Que las autoridades abandonen su escritorio y caminen más las escuelas.
  • Revalorizar el espacio escolar como espacio de formación.
  • Involucrar a las familias de los alumnos y su contexto.
  • Reforzar el trabajo interdisciplinario e interinstitucional.
  • Plantear problemas actuales para trabajar en grupos escolares.
  • Integrar las nuevas tecnologías como herramienta.

Tratar la violencia como problema común, evaluando caso por caso para proponer soluciones.

  • Atender a los sentimientos, emociones de la comunidad educativa, facilitando esta atención a través del teatro, yoga, etc. Para que así como a nivel personal (de comunicación interna), la salud depende de la escucha del cuerpo, también a nivel social (diálogo).
  • Construir estrategias para transmitirles a los alumnos, padres y docentes el verdadero significado e importancia de la acción “dialogar” para mejorar la convivencia diaria y así mejorar la educación.
  • Las quejas: ¿Se podrá obtener en una misma Institución Escolar inclusión y calidad?

¿De qué manera llevaríamos a cabo el diálogo para reducir o anular la violencia?

¿Serviría tener como Taller unas horas semanales de charlas sobre la violencia en las escuelas, donde cada chico pueda plantear las problemáticas frente a sus compañeros?

  • Mesas redondas entre alumnos y docentes para una mejor coordinación y diálogo, con planteos de objetivos a futuro.

Implementar el diálogo, quebrando las relaciones jerárquicas: desde arriba hacia abajo, Director, Rector, etc.

Inclusión: invitación a familiares para un mejor diálogo horizontal entre todas las partes.

Conceptos que luego del análisis se revean. Revisión crítica. Metodología de casos de la realidad para debate entre los alumnos.

  • Capacitación: propiciar y generar espacios.

Hacerse tiempo y buscar espacios de encuentro para generar espacios de diálogo.