HUMMES en Argentina 2015

HUMMES en Argentina 2015
Hummes y FranciscoNo te olvides de los pobresLa opción por los pobres del PapaSu visita a Argentina

El Cardenal Hummes en declaraciones posteriores en una entrevista concedida al diario del Vaticano L’Osservatore Romano, señaló que el Papa es todo un “Francisco”, basta con ver “sus gestos, su modo de entrar en relación con la gente, algo muy próximo, que lo lleva hacia quienes que viven en las ‘periferias’: las personas que lo necesitan, las que sufren, los pobres.

Cláudio Hummes O.F.M., (Montenegro (Brasil), 8 de agosto de 1934) arzobispo y cardenal brasileño de la Iglesia Católica. Actualmente es uno de los prefectos eméritos junto con el Card. Darío Castrillón Hoyos de la Sagrada Congregación para el Clero en la Curia romana. Fue arzobispo de Fortaleza desde 1996 hasta 1998 y arzobispo de São Paulo desde 1998 hasta 2006. Miembro de la Orden Franciscana ha hablado constantemente sobre justicia social. Fue elevado a cardenal el 21 de febrero de 2001.

El Cardenal Hummes es amigo del Papa Francisco y ha sido definido por el Papa como “un grande” en una entrevista que concediera a la corresponsal de Noticieros Televisa, Valentina Alazraki, en Marzo de 2015. El 16 de marzo de 2013, en una audiencia que el Papa Francisco concedió a los más de 6 mil periodistas de todo el mundo que cubrieron el conclave, explicó como escogió ese nombre: “durante las elecciones, tenía al lado al Arzobispo Emérito de Sao Paulo y también Prefecto Emérito de la Congregación para el Clero, el cardenal Claudio Hummes: un gran amigo. Cuando la cosa se ponía un poco peligrosa, él me confortaba”.

En aquella oportunidad, el Papa señaló que “cuando los votos subieron a los dos tercios, hubo el acostumbrado aplauso, porque había sido elegido. Y él me abrazó, me besó, y me dijo: ‘No te olvides de los pobres’”.

“Y esta palabra ha entrado aquí: los pobres, los pobres. De inmediato, en relación con los pobres, he pensado en Francisco de Asís. Después he pensado en las guerras, mientras proseguía el escrutinio hasta terminar todos los votos (…) Francisco es el hombre de la paz. Y así, el nombre ha entrado en mi corazón: Francisco de Asís”.

«No te olvides de los pobres»; la profecía de Hummes

Disponible: http://vaticaninsider.lastampa.it/es/en-el-mundo/dettagliospain/articolo/francesco-francisco-francis-23287/

El purpurado brasileño sugirió al Papa electo que escogiera el nombre de Francisco. La entrevista de “Avvenire” con el cardenal franciscano

REDACCIÓN ROMA

El Papa Francisco explicó algunos detalles de la elección del Cónclave a los periodistas. Afirmó que «Algunos no sabían por qué el obispo de Roma ha querido llamarse Fransisco –indicó. Algunos pensaron el Francisco Saverio, en Francisco de Sales y también en Francisco de Asís. Les voy a contar la historia»

«Durante el Cónclave estaba sentado a mi lado el cardenal Claudio Hummes, arzobispo emérito de Sao Paolo, un gran amigo… Cuando la situación se hizo peligrosa para mí, me consolaba. Y cuando los votos aumentaron a los dos tercios necesarios para la elección, hubo un aplauso. Él me abrazó y me dijo: “¡no te olvides de los pobres!”».

Francisco continuó contando lo que sucedió en el Cónclave: «Mientras el escrutinio seguía, inmediatamente pensé en Francisco de Asís… Y luego pensé en las guerras y así llegó un nombre a mi corazón: Francisco de Asís, el hombre de la pobreza, de la paz, el hombre que ama y que cuida la creación, el hombre pobre. ¡Cómo quisiera una Iglesia pobre y para los pobres…!».

Bergoglio también reveló otros particulares del momento de la elección, en la que algunos tenían diferentes opiniones: «“Pero tú tendrías que llamarte Adriano, porque Adriano IV fue el reformador, hay que reformar…” Otro me dijo: “¡No, no! Tu nombre tendría que ser Clemente”. “¿Y por qué?” “Clemente XV, así te vengarías de Clemente XIV, que suspendió a la Compañía de Jesús”. Eran solo opiniones…». Sí, solo opiniones, pero que demuestran el clima de fiesta que había en esos momentos dentro de la Capilla Sixtina.

La versión del cardenal Hummes fue retomada en una hermosa entrevista de Gianni Cardinale para el periódico “Avvenire”.

Tiempos nuevos para la Iglesia, contó el cardenal franciscano de Brasil, que tuvo un papel importante en la elección del nombre de su colega cardenal Jorge Mario Bergoglio.

En la entrevista, Humes afirmó que «América Latina está muy contenta de esta decisión. Pero toda la Iglesia está feliz, porque esta elección ha demostrado una vez más que la Iglesia católica es verdaderamente universal»

El cardenal Hummes habla sobre la “opción por los pobres” del Papa Francisco

Nov 21, 2013

El Papa le había enviado al santuario de Caacupé (Paraguay).

Solidaridad, cercanía e inclusión para cambiar la cultura dominante basada en el egoísmo e indiferencia: es una llamada a la misión de estar de la parte de los pobres y marginados lanzada a los católicos de Paraguay por el cardenal Cláudio Hummes en nombre de Papa Francisco. Como enviado especial del Pontífice el purpurado brasileño presidió una serie de celebraciones y encuentros culminada, el domingo 17 de noviembre, con la misa en el santuario de Caacupé.

“Papa Francisco, dijo el cardenal en la homilía, nos recuerda siempre que debemos ir hacia los que sufren, a los marginados de nuestras periferias”. Y es fundamental “ir hacia las periferias y no ponerse al servicio solamente de los que ya vienen hacia nosotros”. Papa Francisco, explicó el purpurado, “nos dice que la sociedad hoy vive en una cultura egoísta que se olvida siempre de los más pobres, de los excluidos; una cultura que permanece indiferente a los sufrimientos del pueblo”. Esta es la llamada a la acción: nosotros cristianos, la Iglesia de Jesucristo, debemos, sin embargo, construir una cultura de la cercanía, especialmente a los pobres, de la solidaridad, del encuentro, de la inclusión y no de la exclusión.

No son solo bellas palabras porque es el estilo de vida que Papa Francisco testifica todos los días. “Vemos como el Papa se acerca a los pobres, los abraza, los consuela, los anima”. El Pontífice nos recuerda que nos hay lugar para la desesperación y por la violencia. Y “nos recuerda a los niños indefensos, los ancianos abandonados, los inmigrantes”. Verdaderamente Papa Francisco “es una gran luz para el mundo de hoy, una bella sorpresa que Dios ha concedido a su Iglesia”. El purpurado nos ha llevado al pueblo de Paraguay el saludo personal y la bendición del Papa: palabras que pronunció incluso guaraní y que han asumido un significado todavía más fuerte en el contexto espiritual del santuario de Caacupé que, recordó, “es el corazón mariano de los católicos paraguayos” donde “vienen madres que presentan a la Virgen a sus hijos”, familias enteras, jóvenes, adultos y ancianos; sacerdotes, religiosos, religiosas, obispos, autoridades públicas. “Pero vienen sobre todo los pobres, los marginados, los enfermos y todos los que sufren en las diversas periferias sociales y existenciales”. Y vienen para buscar la mirada de la Virgen, su 4 protección y su intercesión.

La misma historia del santuario de Caacupé, recordó el purpurado, muestra que “Dios está siempre al lado de su pueblo y camina con su pueblo. Sobre todo con los más pobres, con los que sufren”. Y “Papa Francisco no se cansa de repetir que Dios es un Padre que nos ama profundamente. Dios está siempre a nuestro lado, está siempre con nosotros, no para condenarnos, sino para hacernos sentir su amor”. Podemos estar seguros de que “también la Virgen María está siempre a nuestro lado”.

El enviado especial del Papa ha reafirmado el papel central “de la Iglesia católica en la historia de Paraguay, desde el principio hasta hoy”. En especial ha hecho revivir la obra de los misioneros que evangelizaron a los indios, “defendiéndolos contra la avidez y la violencia de los colonizadores”. Una misión que llevó a algunos de ellos al martirio, “a dar la vida por la fe y por los indios”, como los tres santos mártires Roque González, Alfonso Rodríguez y Juan del Castillo. “Hoy la Iglesia, dijo, recuerda esos tiempos de misión y se inspira en ellos para relanzar con nuevo ardor, nuevos métodos y nuevas expresiones, la obra de la evangelización del pueblo paraguayo”. Un testimonio que vuelve a proponer la necesidad de “mantenerse firmes en la fe católica”. El cardenal Hummes advirtió sobre los predicadores no católicos que invitan a muchas personas a dejar la Iglesia. “Papa francisco, dijo, está muy preocupado y sufre mucho por este fenómeno que ve a muchos católicos a abandonar la Iglesia sobre todo en América Latina. Y el Papa es argentino, tiene un gran amor por nosotros los latinoamericanos y conoce nuestra realidad religiosa”. Por esto el Pontífice “nos pide que nos mantengamos firmes en la fe” y ayudar a los más débiles a no dejarse atraer hacia otras creencias.

Finalmente el cardenal sugirió a los católicos a familiarizarse con la lectura de la Biblia, especialmente de los Evangelios, invitando a leerlos también “en forma de oración” para abrirse a “un encuentro personal con Dios que nos habla y nos ilumina”. Un deber este, remarcó, que es sobre todo de los padres que son los primeros evangelizadores de los hijos “en casa y en familia”.

Publicado en la edición italiana de L’Osservatore Romano, 19 de noviembre 2013.

El Cardenal Claudio Hummes fue invitado por la Cátedra del Diálogo y la Cultura del Encuentro a visitar la Argentina con la intención de participar en actividades en Buenos Aires y Rosario, los días 16 y 17 de septiembre.

Hummes, como todos saben, es una de las personas más cercanas al Papa Francisco y tuvo un papel fundamental en le elección del nombre después de ser electo Bergoglio. Fue quien, a su lado, le dijo: “No te olvides de los Pobres”.

Francisco, quien sigue de cerca las actividades de la Cátedra, fue quien, personalmente, acercó y sugirió esta actividad con el que fuera su inspiración en aquel 13 de marzo del 2013.

Fue así que el director de la cátedra, Luis Liberman, y la directora Ejecutiva, Gabriela Sacco fueron a San Pablo a mantener un encuentro con Hummes para preparar su visita. Uno de los temas conversados fue la necesidad de superar una educación instrumentalista por otra más integral: esto es un desafío y un compromiso que todos debemos asumir.

El 16 de septiembre, retornan los tres de Brasil y se dieron inicio a las actividades que contaron con un encuentro pequeño con referentes sindicales, donde la necesidad de leer y llevar a cabo la propuesta de la Laudato Si` es casi un deber político para encarar futuras decisiones y políticas públicas. Por la tarde, en la Fundación Panamericana, el padre Carlos Accaputo (presidente de la pastoral social de Buenos Aires) y Hummes abrió una mesa de diálogo con cuadros políticos y profesionales. Aquí el testimonio del Cardenal, su compromiso en el Amazonas y su invitación al cambio fueron los ejes que orientaron la conversación.

El 17 de septiembre se trasladó la Cátedra y el cardenal Hummes a la ciudad de Rosario donde estaba prevista la presentación de la misma en la FUNPEI -Fundación para los Estudios Internacionales-. Alli, nuevamente el mundo del trabajo y sus delegados pudieron entablar un diálogo, moderado por Hernán Brienza y Luis Liberman..

Ver imágenes Ver imágenes Ver Ponencia sobre las “Tres T” Ver Ponencia sobre las “Tres T” Presencia en medios Presencia en medios