En el Vaticano, participamos de la Cumbre “Etica en acción para la educación”

En el Vaticano, participamos de la Cumbre “Etica en acción para la educación”

En el Vaticano, participamos de la Cumbre “Etica en acción para la educación”

La Cátedra abogó por orientar “la rebeldía de los jóvenes hacia un liderazgo esperanzador” en una cumbre internacional realizada en el Vaticano, a la que asistieron autoridades de la Santa Sede y expertos en educación de distintas partes del mundo, como la directora general de la UNESCO, la búlgara Irina Bokova.
 
En sintonía con el pedido del papa Francisco a los sacerdotes para que sean “pastores con olor a oveja”, exhortó a los docentes a que tengan “olor a comunidad educativa” involucrándose en la formación de sus alumnos desde “una fuerte incumbencia en políticas públicas”, basadas en “el reconocimiento del otro y la defensa del ecosistema”, en línea con “el cuidado de la Casa Común” demandado por el Sumo Pontífice.
 
Nuestro director general, el antropólogo Luis Liberman, y nuestra directora ejecutiva, la ingeniera Gabriela Sacco, expusieron estos conceptos en la cumbre sobre una “Etica en acción para la educación”, desarrollada el 16 y el 17 de octubre en la Casina de Pío IV, sede de la Pontificia Academia de las Ciencias. 
 
Disertaron también Bokova, el canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias, el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo; y el director del Proyecto del Milenio de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el economista estadounidense Jeffrey Sachs.
 
Asimismo, expusieron el secretario de la Congregación para la Educación Católica, el  arzobispo italiano Angelo Vincenzo Zani; el director internacional de Asuntos Interreligiosos del Comité Judío Americano, el rabino David Rosen; y el coordinador de las pruebas PISA, el alemán Andreas Schleicher; entre otros.
 
“Reivindicamos la rebeldía de los jóvenes en un liderazgo esperanzador que debemos acompañar, lo que implica una mirada trascendente de la acción política como herramienta de transformación de la realidad educativa”, enfatizó Liberman, también docente universitario y experto en educación. 
 
En ese sentido, abogó por “una educación que contribuya a un cambio cultural en torno al reconocimiento del otro y la defensa del agua y los ecosistemas, e implícitamente al liderazgo para llevarlo a cabo”.
Sacco, a su turno, aseguró que “las políticas del cambio necesitan un gran acuerdo de partes y sectores desde donde no sólo se diseñen los buenos planes y proyectos, sino que también surjan los liderazgos esperanzadores que impulsen esas transformaciones en el tiempo y asuman compromisos sustentables”.